Unas pinceladas de la ecología del virus Ébola

La EVE (enfermedad por virus Ébola) lo produce la infección por virus de la familia Filoviridae, género Ebolavirus. Existen cinco especies, de las que cuatro producen la enfermedad en humanos (aunque las fundamentales son las tres primeras):

  1. Ebola virus (Zaire ebolavirus).
  2. Sudan virus (Sudan ebolavirus).
  3. Bundibugyo virus (Bundibugyo ebolavirus)
  4. Taï Forest virus (Taï Forest ebolavirus, anteriormente llamado Côte d’Ivoire ebolavirus).

La quinta especie, Reston virus (Reston ebolavirus), sólo produce la enfermedad en primates no humanos. Se parte de la hipótesis de que los murciélagos de la familia Pteropidinae son reservorios del Ébolavirus (no desarrollan enfermedad). Esporádicamente se producen epizootias (término equivalente a epidemias, pero aplicado a animales) en primates no humanos y antílopes (se está estudiando el papel de los cerdos domésticos), situación que aumenta el riesgo de epidemias en los humanos. La infección puede transmitirse de murciélagos, antílopes o primates a los seres humanos, y posteriormente puede propagarse de persona a persona.

La baja adaptación del virus Ébola al ser humano tiene que ver con la alta letalidad de los brotes que produce (mayor con el Zaire ebolavirus). Esta letalidad también ha limitado su expansión geográfica y la duración de los brotes en el tiempo. No obstante, éste es el brote de mayor magnitud de los más de 30 que ha habido desde su aparición en 1976.

EBOLA Ecology WHO

Anuncios